El querer hacerlo

Mientras más busques, más te perderás, pero en esa perdida quizás puedas recuperar tu búsqueda.

Nosotros los seres humanos estamos acostumbrados a mirar el exterior como un campo de batalla en donde el principal objetivo es prepararse para salir victorioso de un combate que no existe sustancialmente.

Nos preparamos a mas no poder, almacenando las municiones de todo tipo de armamentos, llamence ciencia, religión, historia, literatura, salud, entre otros cuantos que simulan estar acumulando la reserva perfecta para enfrentar algún día… un avatar que podría llevarnos a la realización.

Esta preparación es inconsciente pero se ve reflejado en nuestro mundo de hoy, viendonos encerrados en un laberinto ilusorio que diagnóstica algo tan obvio, pero que no podemos verlo porque todos padecemos de ello.

Este padecimiento compulsivo y extremadamente enfermizo no se puede ver asimismo porque es una enfermedad anesteciada por una dosis de supuesto bienestar que es la promesa mayor para nuestras sociedades y que alcanzandola en un futuro no muy lejano podríamos sentirnos felices llenos y plenos.

Esta felicidad se podría llamarse así, si pudiéramos sostenerla sin el mayor esfuerzo a lo largo de toda nuestra experiencia de vida, pero esta felicidad no sería entonces felicidad porque es tan efímera y escurridiza que sólo sería una ilusión.

La felicidad como tal siempre está ahí con un letrero gigante llamándote para que gires a verla, pero el punto cero es que estamos buscándola, y esta felicidad no puede ser buscada porque es parte de ti.

La enfermedad humana madre de todas las enfermedades es la negación.

Una negación que es originada desde la incongruencia de querer no vivir el único instante que transcurre, el instante presente.

Esta negación se manifiesta constantemente en nuestro vivir y basta con darnos cuenta que por arte de magia queremos cambiarlo todo, todo lo que nos sucede, todo lo que no sucede aún, todo lo que tenemos y todo lo que no tenemos.

Es sumamente curioso cómo realizamos esto a cada instante, y cada vez nos alejamos más del camino de retorno a casa, creyendo que estamos acercandonos a él.

Esta inmensurable contradicción nos lleva a un abismo interminable, opaco y cada mes más denso vivir, que se suma a un aburrimiento que nos dirige a crear un mundo insostenible en una necesidad llena de vacíos cuyo producto es el querer obtener algo que no sabes que es, y así sucesivamente por toda la eternidad.

Pero en esa eternidad sucede un punto de inflexión que al caer estrepitosamente por ese vacío infinito aparece magistralmente una mano que detiene toda esta ilusoria percepción, sacudiendonos como un cataclismo cuyo movimiento remece los cimientos forjados de tu yo personal.

Este terremoto existencial sea propuesto mediante una crisis o una coyuntura similar hace caer todo tu mundo en un santiamén que simultáneamente se construye desde tu esencia divina.

Esta esencia divina brilla reluciente al no estar teñida por ninguna ilusión o percepción personal y se apertura a un nuevo mundo, un mundo maravilloso en donde lo más importante es el existir y todo lo demás es secundario y sucede por añadidura.

En ese mundo real no existen disociaciónes, contradicciones y mucho menos duplicidad.

Porque ese mundo real eres solo tu y todos nosotros unidos al todo en una sola sintonia armoniosa y natural, viviéndolo de una y mil formas por el resto de la eternidad.

Gracias gracias gracias.

Solo eres tu viviendo de diferentes formas.

Publicado por samuelvaldivia51

Me considero un aprendíz de la Vida que a través de mis vivencias la materializo reconociéndose en todo lo que acontece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: